miércoles, agosto 03, 2005

Garota de Ipanema


Que ganas de vivir en Río. Andar como mijita rica todo el año, con esa caminada calentona que dan los países tropicales. Comiendo abacaxi y melansia all day long, capirinha, moqueca y queijo. Sin más pretensiones que vivir perto da praia. Soy del verano, del sol. Deberíamos hacer una revolución, unirnos con los pobres giles de los países nórdicos y que nos cambien el clima, ya está. Apuesto a que hasta los noruegos se verían guapos con verano todo el año, aumentaría el mercado de hombres (y porqué no decirlo, también de mujeres) y sería cada vez más simple encontrar a ese alguien en el universo and over the rainbow. Habría menos soledad en el mundo, la gente sería más feliz y se acabarían las guerras. Además, andaríamos todos piluchos ¿Para qué más caldo de cabeza? He aqui la solución a los grandes conflictos del hombre.
Por favor, lloren.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

en tu relato he sentido la "calidez" tipica de Rio.
aunque pienso que se debe aceptar la climatologia natal.
existen maneras de verse calentona en el frio.
p.d. segun informacion extremadamente fidedigna...en rio tambien hace frio

Isabel Brinck dijo...

Estaría bueno, ¿no? Ahora en Montreal es verano y hace más calor que hace años.
Pero no puedo evitar pensar que parte de la explosión de actividad, calentura y alegría que se da acá en esta época es a raíz de todo lo que hemos "sufrido" en invierno.
Pero nah... mejor que fuera así, verano, todo el tiempo no más. Tienes razón!