viernes, septiembre 08, 2006

Los Hilos Invisibles


Estoy caminando por el borde del mar. Siempre he caminado cerca del mar o hacia él. A veces está calmo, otras siento que me ahogo. En mi camino todo es azul, a veces verde. De pronto hay huecos en la mitad del océano y caigo. Los huecos son invisibles, por eso caigo. Después entiendo porqué están en esa parte del camino.
Porqué nos encontramos con personas que nos están esperando después de la caída. Es como Alicia en el País de las Maravillas.

Las circunstancias que me trajeron a este lugar de Jersey fueron en su momento, solo eso, circunstancias. Luego con la Maca descubrimos lo que había más allá. Los hilos invisibles que todo lo conducen. Que nuestras abuelas fueron grandes amigas y que el día que murió la Carmen del Pilar, mi abuela estaba en la casa de su abuela. Que a la misma hora en que ella se ahogó, se cortó la luz de la casa. Y luego el teléfono anunciando la tragedia.

A veces la caída duele.

A veces todo se oscurece y no logro ver los hilos invisibles.

A veces caigo en huecos donde quiero quedarme, pero el agua entra por todas partes,
y me ahogo.

5 comentarios:

baudelaire3 dijo...

Carmencita linda: estás aquí!!!!!! No sabía, algo me habías dicho, pero vaya sorpresa. Quiere decir que hace rato no hablábamos. Claro que Iowa City es otro planeta, pero si querí recorrer el Midwest, vente pa' acá y te llevo a Chicago. Mi hija -leíste bien, mi hija- se llama, likewise, Carmen. Mil besos, Cristián

baudelaire3 dijo...

Carmen: no había leído el post, sólo me había alegrado de saberte aquí. Veo que estás con la Maca (un beso para ella), veo que las circunstancias se confabulan. Te mando un beso desde Iowa City, C

Isabel Brinck dijo...

Qué carga más especial debe ser para ti llevar el nombre de la Carmen del Pilar.
¿Quién es tu amiga Maca? Yo no sabía esos detalles de ese día, supongo que porque mi mamá es incapaz de hablar del tema.
Te dejaré otro comentario en otro post respecto a NY.

a stranger dijo...

Hi known...

No te quedes en huecos donde el agua entre, haz de todo el océano un gran espacio, iluminado... así ya no importa cuánta agua, cuánto tiempo, podrás respirar como acá, tu lugar.

Haz de allá también un lugar tuyo, haz espacio incluso para caer, porque te levantarás más fuerte.

Ahogarte? No lo creo, eres más fuerte que el azul de todos tus océanos, tú guiarías a Alicia, las maravillas sí están a tu alrededor, sólo tienes que descubrirlas tras sea lo que sea empaña sus colores, no crees?

Haz de las calles, la música, las conversaciones verdaderas y la aventura tu snórkel.

Has escrito? A muchos nos gustaría leer un segundo libro tuyo! Tú sabes, así es que mínimo un libro a la vuelta, jaja...

Desde el septiembre de acá un beso y un abrazo de estrellas para ti, Carmina.

J. A.

LadyShara dijo...

mmmmm. no se q escribir, un abrazo gordo y apretado te serviria?
un cafe de esos q derivan en copete intenso?
mmmm
lo se, se q todo serviria, te los mando via comment guachita linda.
ayer estuvimos con zebra y me comentaba lo de nutria y de los posibles contactos... wena, hay q creerle al zebrin, hablo de gente muy buen rollo q vivia en NYC.
ya te los vas a topar sin duda alguna,

animese q le viene terrigule de guena la historia mi reina,

besos miles.